Venezolana que estaba presa injustamente, ya fue liberada.

Por los mocanos..

El mencionado caso una joven venezolana identificada como Mildre A. Rivas quien llegó a República Dominicana luego de que Orlando Ramírez Medina, capitán del Ejército de la República y un próspero empresario, dedicado a la venta de vehículos, motocicletas e inmuebles, la invitara a venir a vivir al país; luego de conocerse por Instagram.

La joven de 29 años de edad, llegó al país el 8 de junio 2017 junto a un primo. Luego de transcurrir unos siete meses de llegar al país, logró ir a buscar a su hijo a Venezuela, con el apoyo de su pareja sentimental.

La joven mujer empezó un negocio de comida el cual marchaba mejor de lo esperado, es cuando el hombre empieza a cambiar y a celarla, ya que esta se sentía mas independiente.

Resulta que con el paso de los días la situación empeoró y Rivas fue vícti-ma de violencia por parte de su pareja, por tal motivo el 13 de noviembre del 2019 decide tomar acciones legales en su contra.

En enero del 2020 empezó a recibir mensajes amenazantes por parte del empresario.

Cuando el hombre se enteró que la joven había interpuesto una demanda por violen-cia, fue sometida a la justica por supuestas amenazas, las cuales fueron una completa falsa.

La primera vez que estuvo detenida el hombre pago una fianza para dejarla en libertad y volvieron a estar juntos, pero a mediados del 2020, volvieron los celos y los maltratos, fue allí cuando tras un enfrentamiento en donde la Rivas resultó herida que ocurrió lo peor.

La misma se fue de la casa que compartía con su expareja y este le montó un gancho, en agentes del DICRIM la buscaron a su casa y estando dormida la esposaron y le pedían que entregara una supuesta pistola que tenia escondida, la cual nunca existió.

Gracias a que Nuria Piera hizo publico el caso, la joven fue dejada en libertad luego de guardar mas de un año de prisión por una supuesta heri-da que la joven le había propinado al empresario en el cuello.

Tras salir de la cárcel se reencuentra con su hijo de 7 años, a quien dejó al cuidado de una amiga.