«Ni mi enfermedad, ni el Coronavirus podrán conmigo»

Mes de febrero de éste mismo año representó para Neidis Neliza Velásquez de 33 años de edad, madre soltera y viuda con cinco niños que aún no se pueden valer por sí solos, una de las etapas más difícil de su joven vida.

Velásquez, quien reside en el municipio de Sabana Largam explica que cuando se le diagnosticó Meningitis Viral, enfermedad que suele estar ocacionada por una infección, aunque también puede ser bacteriana o fúngica, además de una Infección Cerebral que consiste en una inflamación de las membranas de la médula espinal y el cerebro, usualmente a causa de una infección la cual es causada por bacterias, virus, hongos y, a veces protozoos o parásitos.

Neidis sostiene que la muerte de su esposo a causa de un accidente de tránsito, la convirtió en una mujer más fuerte, el ver sus hijos de 16, nueve, ocho, tres y un año de edad, les permitió llenarse de fortaleza para continuar luchando por cada uno de ellos.

Ella explica que en marzo de éste año perdió el único empleo que tenía en una Banca de Loteria, situación que la obligó a lanzarse a las calles en busca del pan de cada día para sus hijos.

Velásquez expresa que desde entonces se gana la vida vendiendo Roscones, Pastelitos y Dona. Dijo: «Desde que sale el primer rayo de sol a las 6 de la mañana inicia mi recorrido casa por casa en busca del sustento de mis niños, y así al final del día cerca de las 6 de la tarde puedo llegar a mi casa con algo de dinero para poder compartir con mis hijos la primera comido del día».

Llegó la pandemia.

En esta nueva situación el día a día de Neidis empeoró notablemente, debido a que despúes de la aparición la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), anteriormente conocia como neumonía de Wuhan, un nuevo patógeno que afecta especialemnte la capacidad respiratoria de las personas, la cual ha causado la muerte de más de mil personas en el país, ademas de 60 mil casos confirmados de contagios, según el boletín número 128 emitido por el Ministerio de Saolud.

A pesar de todos los invonvenientes y medidas de aislamiento social dispuesta por el Gobierno, ella ha tenido que continuar sus ventas casa por casa arriesgándose. «Tengo mucho miedo a esta pandemia, temo por mis hijos, peor debo salir, porque no puedo permitír que mis niños pasen hambre». Neidis Velásquez.

Con un rostro que muestra una mirada triste, desamparada, Neidi Velásquez manifiesta que éste proceso de cuarentena ha sido muy difícil para ella y su familia, sostiene que desde que perdió el trabajo tuvo que abandonar los medicamentos, ya que se le retiro el único seguro que tenía disponible para poder comprar sus medicamentos. Aclara «No tengo casa propia, ni recibo ayuda por parte del Servicio Nacional de Salud, por lo que he tenido que decidir entre comprar mis medicamentos o pagar el alquiler de la casa y darle de comer a mis hijos».

Además, hace una exhortación muy especial a todas las personas que se encuentran en la misma situación que ella «No descansen, Dios tiene un propósito para todos y debemos luchar, no solo por nosotros, sino por nuestros hijos».

 

Para ayuda contactarla de manera directa: 829-797-7586

Autor: Carlos Lara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *