Hilary Peña

Hilary Domínguez Peña, una joven de 11 años, se ha convertido en una verdadera heroína al superar el grave estado en el cual la tenía sumida el dengue y causando la lejanía de su familia y amigos durante 14 angustiosos días, ocho de los cuales los pasó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vinicio Calventi.

Maritza Peña, la madre de la adolescente, nunca se separó de su lado durante esta dura batalla. Maritza pasó noches enteras en un sillón en la sala de espera del hospital mientras su hija luchaba por su vida.

La joven sobreviviente recuerda esos días como “muy difíciles”, ya que en ocasiones su madre no pudo estar presente durante las atenciones médicas.

Peña, de 48 años, relata: “Sufrí mucho. Pero Dios me dio la fortaleza para seguir luchando detrás de ella”, mientras esperaba noticias al exterior del hospital.

El suplicio de esta pequeña joven comenzó con una fiebre leve que se intensificó con el tiempo, lo que llevó a su ingreso en el Hospital Vinicio Calventi en Los Alcarrizos, siguiendo la recomendación de los médicos para evitar complicaciones mayores.

La Dra. Aguasvivas señala que Hilary sufrió un choque “hipotensivo”, una afección potencialmente mortal que se caracteriza por una baja circulación sanguínea a los órganos, así como un choque “hipovolémico”, que se produce cuando se pierde una cantidad significativa de sangre o líquidos, lo que hace que el corazón no pueda bombear suficiente sangre al cuerpo.

La Dra. Aguasvivas también añadió que la joven también experimentó un edema agudo del pulmón debido a un exceso de líquido en los pulmones, lo que agravó aún más su situación.

Domínguez Peña, a pesar de las adversidades, ha emergido como un símbolo de valentía en su lucha contra el dengue grave, una enfermedad que ha cobrado la vida de varias personas en lo que va del año.