Familiares de la pequeña Jazmín

La comunidad de Santa Rosa está sumida en la tristeza y la impotencia tras el fallecimiento de una querida niña de 9 años: Jazmín, residente de este lugar, quien perdió la vida supuestamente debido al dengue, una enfermedad que afecta gravemente a la región.

Durante varios días, Jazmín luchó contra la enfermedad en un centro de salud en Santo Domingo, donde recibió atención médica. A pesar de los esfuerzos incansables de los profesionales de la salud, finalmente no pudo superar las complicaciones derivadas de esta enfermedad mortal.

Los familiares de la difunta, en medio de un velatorio sombrío y cargado de tristeza por esta despedida tan anticipada de su ser querido, aseguran que el deceso de la menor se debió a negligencia médica.

«La niña ha fallecido por descuido, y porque los médicos de aquí no hicieron lo que tenían que hacer. No le mandaron a hacer ningún análisis del dengue ni le mandó a hacer del Covid», expresó un familiar.

«El deber de un médico es referir a un niño a un hospital de la capital, que están más especializados, y no decir que tienen un suerito, un ameba, inyección y pa su casa, y su mamá todos los días creyendo, como nosotros creemos en los médicos y la autoridad que nos protege, pero ella no es un médico, esa doctora es una asesina».

Nuestros pensamientos están con la familia y la comunidad en este momento difícil. Que Dios la tenga en su Santa Gloria.