Era una mujer normal

AZUA.– Ana Josefina Pérez de unos 34 años de edad, era una mujer muy normal en la vida, pero nunca se imaginó que su vida le iba a cambiar de tal manera que se le convirtió en una pesadilla.

La madre de Ana Josefina cuenta que a los dos años de su hija dar a luz, ella empezó a notar tenía dificultad en las manos, todo se le caía, como que se notaba nerviosa y cuando su madre le preguntaba que si le dolía algo, ella le respondía que no.

Al llevarla donde una Neuróloga y luego de varios estudios determinaron que padecía de un mal hereditario llamado la enfermedad de Huntington.

Pero también la hija de Ana, la pequeña Valeria Ramírez, hace poco empezó a presentar problemas muy similares lo que le provoca dificultad para caminar.

El dolor de esta madre es muy fuerte cuando escucha a su hija Ana decir que se quiere quitar la vida por la condición que padece al igual de ver a su hija pequeña en similar condición, es muy duro para esta doña ver en la situación que esta su hija y su nieta y no poder hacer nada.

Para contactar y ayudar a esta familia, pueden comunicarse al 809-901-0163.